¿Dejar de beber café y de comer queso porque dan dolor de cabeza? No tan rápido

¿Dejar de beber café y de comer queso porque dan dolor de cabeza? No tan rápido

Internet está plagado de listas de comidas que producen esta dolencia, pero los expertos advierten de que la cuestión no es tan sencilla

Una búsqueda en Google con los términos “dolor de cabeza” y “alimentos” da como resultado millones de enlaces entre los que se cuelan numerosos listados de comida que, al parecer, produce esta molestia. Los señalados —más allá del alcohol— son siempre los mismos: los frutos secos, los quesos, el café, el chocolate negro, la carne roja y el marisco. Sin embargo, cuando le preguntas a los especialistas no tardan en levantar una señal luminosa a modo de alerta. “Es cierto que a algunas personas les ocurre, pero son una minoría”, aclara el endocrinólogo del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) Francisco Botella.

Y aprende de una vez por todas cómo pasar de una alimentación decente a otra casi perfecta

Esta minoría de la que habla el experto es tan “solo una parte de aquellas personas que tienen diagnosticado un problema de migrañas o jaquecas”. Ni siquiera a todas aquellas que sufren este tipo de molestias les ocurre, por lo que no se puede generalizar —dice— ni extrapolar a toda la población. “El dolor de cabeza es algo muy inespecífico que puede proceder de muchas cosas, atribuirlo a un alimento es algo muy fácil y que puede llevar a una paranoia con la comida”. En los pocos casos en los que sí ocurre, aclara el presidente de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), Luis Bujanda, suele ser porque “hay una predisposición genética a sufrir este tipo de molestias y hay alimentos que contienen sustancias que funcionan como gatillo del dolor”.

Las sustancias potencialmente relacionadas con el dolor de cabeza son muchas y muy variadas: “Las aminas como la histamina, la tiramina que hay por ejemplo en el queso; la cafeína que tiene el café o los refrescos de cola; los nitratos de la carnelos ácidos grasos de frutos secos o de determinados pescados; el glutamato que tienen muchos platos asiáticos o los sulfitos que se usan como conservantes son algunos ejemplos. El abanico es amplísimo y a cada individuo le puede generar dolor de cabeza una cosa distinta”, añade el presidente de la AEG.

Todas ellas son sustancias que tienen un papel en el metabolismo cerebral y que, si se acumulan de más o se eliminan muy despacio, pueden generar vasodilatación e inflamación. “El cerebro está dentro de una especie de caja rígida que es el cráneo y cuando esto ocurre, aumenta de tamaño. Dado que el espacio que tiene no crece con él, se produce el dolor de cabeza”, explica Botella. Evitarlo puede parecer tan simple como eliminar determinados alimentos de la dieta. Sin embargo, esto es algo que “no se debe hacer sin la supervisión de un médico o un profesional de la nutrición”, dice Botella, quien añade que hay que extremar el cuidado ante mensajes que incitan a quitar del plato ciertas comidas: nada de hacer caso a anuncios que intentan vender sustitutos ni a influencers que dan consejos de salud.

Y es que el remedio puede ser peor que la enfermedad. “Cuando se decide eliminar un alimento por cuenta propia, como puede ser el queso, normalmente se tiende a eliminar el grupo completo —es decir, los lácteos— y con él todos los nutrientes importantes que aporta y que necesitamos —como el calcio—”, continúa Botella, quien añade que “puede que el queso lo produzca pero no la leche, o que simplemente sea la cantidad que se ingiere”.

El método correcto va de la mano de un especialista y tiene cuatro pasos. “El primero es llevar un meticuloso diario de todo lo que ocurre los días que se tiene migraña o jaquecas. Hay que apuntar absolutamente todo (es decir, comidas, cuándo ha aparecido el dolor, qué se ha hecho…). El segundo paso es ir con el diario a un profesional. En el tercero, el especialista mandará una dieta de exclusión en la que se irán retirando alimentos para observar si ocurren cambios. Finalmente, se hará un test de provocación, que consiste en volver a incluir el alimento en la dieta para ver lo que ocurre. Entonces se decidirá si se elimina por completo o se marcan unas cantidades máximas de consumo”, concluye Botella.


Tiramissú en copas

Tiramissú en copas

Es una de las primeras recetas que hice para este blog y que ahora miro un poco de reojo porque han cambiado mucho las cosas. Lo que desde luego sigue inalterable es la facilidad con la que se hacen estas copas y lo deliciosas que saben.

Como todo tiramisú no puede faltar el queso mascarpone ni tampoco el café. Ya veréis que cosa tan rica.

A lo que iba, el tiramisú de hoy es muy fácil de hacer y una receta muy rápida. Además tiene una cosa muy buena y es que se puede preparar con antelación, lo cual imagino que muchos agradeceréis cuando se trate de alguna celebración o fiesta señalada en la que os queréis lucir con el menú entero y no tengáis casi tiempo para preparar el postre. Podéis preparar vuestras copas de tiramisú por la mañana y dejarlas en el frigorífico hasta unos minutos antes de servirlas a vuestros invitados. Estará incluso mejor que recién hecho.

Los ingredientes se pueden encontrar en prácticamente cualquier tienda o supermercado donde habitualmente compréis, no creo que tengáis inconveniente en encontrarlos, pero cualquier duda solo tenéis que preguntar. Poneros los delantales que empezamos.

RECETA DE TIRAMISÚ en copas 

Ingredientes para 3 copas grandes de Tiramisú. 

  • 2 yemas de huevo
  • 70g de azúcar
  • 250g de queso mascarpone
  • 200ml de nata para montar (35% materia grasa, importante). 
  • Caramelo líquido
  • trozos o pepitas de chocolate
  • 200ml. de café con una pizca de azúcar.
  • Bizcocho de base, o también: galletas, magdalenas, lenguas de gato (no importa si están duras)

Paso a paso de la receta. 

Os dejo un resumen visual y enseguida la explicación: 

  1. En un bol, mezclamos el azúcar con las yemas de huevo. Lo batimos hasta que se mezcle perfectamente.
  2. Incorporamos el queso mascarpone y volvemos a batir hasta conseguir una crema.
  3. Es turno ahora de la nata. Lo ideal sería montarla, por eso os pongo la proporción de grasa adecuada para que monte bien. Pero, si no tenéis tiempo, podéis usar nata ya montada. Se incorpora al bol, y mezcla todo con movimientos suaves.
  4. Mojamos en el café el bizcocho o galleta y lo colocamos en la base de las copas.
  5. A continuación con una cuchara ponemos una capa de crema.
  6. Y sobre ella una pizca de caramelo líquido.
  7. Vuelta a empezar: bizcocho, crema, caramelo. Ponemos tantas capas como queramos.
  8. Metemos las copas en el frigorífico.

¿Qué os ha parecido la receta? ¿Es sencillo este tiramisú, verdad?
¡Un saludo, cocinillas!


¿Mejora la cafeína nuestro rendimiento?

¿Mejora la cafeína nuestro rendimiento?

Numerosos estudios indican que una cantidad adecuada de café ayuda a mejorar los niveles de activación, tanto cognitiva como física. Pero, ¿a cuántos cafés equivale esta cantidad?

La cafeína es la sustancia con efecto estimulante más consumida en todo el mundo. Esta se halla integrada en la dieta. Los preparados más utilizados son el café y el té, aunque también existe un consumo relevante de yerba mate, refrescos de cola y bebidas energéticas.

El efecto estimulante de la cafeína, debido a sus acciones en el sistema nervioso central, es de poca potencia. De hecho, ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni los manuales diagnósticos la consideran una droga que derive en trastornos por dependencia. Sin embargo, el consumo puntual en gran cantidad puede producir una intoxicación. De la misma forma, la retirada brusca en consumidores habituales podría provocar un síndrome de abstinencia de poca duración e intensidad.

¿Cuál es la cantidad adecuada?

Para aprovechar los beneficios sin obtener riesgos, la mayoría de guías y recomendaciones de consenso establecen que dosis bajas y moderadas de cafeína pueden ayudarnos a mejorar los niveles de activación, tanto cognitiva como física, sin consecuencias negativas.

Se consideran dosis bajas las inferiores a 200 mg. y moderadas entre 200 y 400 mg. para un adulto sano. Por tanto, consumir hasta un máximo de 400 mg. al día se ha establecido como “consumo responsable”. Esta cantidad sería la equivalente a cuatro cafés. No obstante, el contenido de cafeína de un café varía según el método. Por ejemplo, un expresso contiene aproximadamente 80 mg. mientras que el pergolado/filtrado puede tener unos 100 mg.

Incluso en poblaciones especiales como las embarazadas, las guías simplemente recomiendan ajustar el consumo a un máximo diario de 300 mg. La revisión reciente de Reyes & Cornelis concluye que la investigación existente no deja duda de los beneficios a dosis responsables y que ello debe trasladarse a las guías de consenso.

Efectos cognitivos probados del consumo de cafeína

La acción estimulante en el sistema nervioso mejora la sensación de bienestar y el rendimiento cognitivo, con efectos que pueden observarse al poco tiempo del consumo (entre 15 y 45 minutos). Estos permanecerán de tres a seis horas.

Ello es más patente en personas que se hallan en condiciones deficitarias por fatiga. Por ejemplo, aquellas que deben estudiar para un examen o las que tienen un turno de trabajo nocturno. Sin embargo, la estimulación no es suficientemente potente como para conseguir efectos terapéuticos en circunstancias patológicas como las demencias o el déficit de atención.

Entre las tareas con mayor beneficio se hallan aquellas que requieren mantener la atención y concentración durante un tiempo prolongado o las que deben resolverse de forma rápida. Es decir, la cafeína mejora la atención visual y disminuye el tiempo de reacción a dosis bajas y moderadas, tanto en consumidores habituales como no habituales.

Resultados prometedores pero no milagrosos

Cuando se requieren habilidades cognitivas más complejas, como mejorar la memoria o funciones ejecutivas, los resultados no son tan evidentes. No obstante, cabe precisar dos aspectos esenciales.

El primero es la modalidad del material que queremos recordar. Las dosis bajas de cafeína se relacionan con una resolución más rápida si el material a recordar es de tipo numérico.

El segundo se basa en el tipo de medición que hagamos para evaluar el efecto. Es decir, es posible que el tiempo de respuesta o la precisión no cambien de forma significativa pero que sí lo haga la actividad cerebral durante la realización de la tarea.

El equipo de Koppelstaetter fue pionero, hace ya una década, en observar mediante neuroimagen funcional que la actividad de regiones cerebrales implicadas en la memoria indicaban un menor esfuerzo mental tras el consumo de cafeína, aunque el rendimiento fuera igualmente exitoso. Ello se ha confirmado también en la actividad cerebral de las regiones responsables de las funciones ejecutivas para resolver una tarea de flexibilidad cognitiva (test Stroop). Además, las dosis bajas son las más efectivas.

La mayoría de recomendaciones establecen que dosis bajas y moderadas de cafeína pueden ayudarnos a mejorar los niveles de activación sin consecuencias 

Beneficios físicos del consumo moderado de cafeína

También hay estudios que han observado una mejor ejecución en tareas que requieren habilidades psicomotoras. Todo ello se ha trasladado a la condición aplicada de conducción de vehículos. Por ejemplo, tras el consumo de cafeína, se ha observado que la conducción de un vehículo se realiza de forma más estable, precisa y segura, con beneficios mayores respecto a realizar una pequeña siesta.

Al efecto psicomotor debe sumarse la propiedad, bien conocida, de la cafeína de aumentar la potencia muscular. De hecho, esta sustancia se ha estudiado mucho para utilizarla como suplemento en el deporte. Los datos no son concluyentes en la actualidad y se aconseja una estrategia nutricional personalizada en la que se tengan en cuenta múltiples factores.

Factores claves para beneficiarse de la cafeína

No podemos finalizar esta revisión de la cafeína sin algunas precisiones necesarias. Por un lado, la hora del consumo determina el balance entre beneficios y efectos adversos. Así, se aconseja consumir cafeína durante la primera mitad del día y evitar su ingesta más allá de media tarde. El objetivo es no perjudicar ni la duración ni la calidad del sueño. Esta recomendación es aún más importante en personas mayores de 50 años porque con la edad disminuye el ritmo de metabolización del organismo y se prolonga la duración de los efectos.

Por otro lado, la dosis responsable de consumo de cafeína no se aplica a personas que sufren alteraciones cardiovasculares graves, problemas gastrointestinales o insuficiencia hepática y renal. Además, la cafeína también está contraindicada con diagnósticos de epilepsia y de trastornos de ansiedad o del sueño (insomnio) porque su efecto estimulante puede agravar la sintomatología. Todos estos son factores importantes que se deben tener en cuenta a la hora de consumir café con la intención de obtener los beneficios abordados en este artículo.

Ana Adan, Catedrática de universidad. Área de Psicobiología, Universitat de Barcelona

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.


Ya tenemos el ganador del sorteo del día del padre

Ya tenemos el ganador del sorteo del día del padre

Rosa Expósito ha sido la ganadora del sorteo para el día del padre de Facebook e Instagram.

Enhorabuena a Rosa Expósito. Puedes recoger tu premio en nuestra tienda del Cafés Climent de Gandía.


Un viaje para despertar con un buen café

Un viaje para despertar con un buen café

Fuente: El Español

Aromática, excitante y adictiva. La infusión que, cada mañana, despierta al mundo. El café es el gran protagonista de una aventura que nos lleva a recorrer tres continentes.

Lugares de África, Asia y América guardan con celo los secretos del café. Países que hallaron riqueza en las preciosas bayas que proporcionan el exquisito “brebaje” universal. Origen, calidad y producción marcan un viaje con aromas excelentes.

América cafetalera

Las altas montañas de Colombia ofrecen uno de los cafés más apreciados del mundo. Son muchos los departamentos cafetaleros pero el de Antioquía sorprende por sus montañas, llanos, altiplanos, ríos, selvas y ciudades inolvidables.javascript:false

Grandes atractivos de una provincia cafetalera que comparte continente y cultivo con los magníficos “Blue Mountain” de las Montañas Azules de Jamaica, el “Grano de Oro” de Costa Rica o el café guatemalteco, calificado como único en el mundo.

Los cafetos crecen en las montañas de Guatemala, a dos mil metros de altura y en cualquier momento del año. Este país de lagos, rodeados de volcanes en activo y selvas frondosas, late en el corazón del mundo maya. Tikal es uno de sus tesoros. La ciudad maya mantiene la monumentalidad de su Gran Plaza, rodeada de altas pirámides, y su Acrópolis. Pero la estrella indiscutible de Tikal es el Templo del Gran Jaguar. El centro de ceremonias rituales, considerado la puerta del inframundo en la enigmática cultura maya.

Más de dos millones y medio de toneladas de café, producidas anualmente, hacen de Brasil el mayor exportador de café del mundo. La gran calidad del grano tostado nace en estados como Sao Paulo o Río de Janeiro, la capital, centros de turismo habitual.

Además de café, el Estado de Minas Gerais posee otros tesoros. El nombre de uno de sus municipios, Diamantina, define otra de sus riquezas, las minas de diamantes y piedras preciosas. Además de una espléndida naturaleza, ríos, grutas y saltos de agua, su hermosa arquitectura, de iglesias barrocas y mansiones coloniales, le valieron la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

El Estado de Paraná exhibe las cataratas más espectaculares de América del Sur, las Cataratas de Iguazú. 275 cascadas, de entre 40 y 80 metros de altura, que forman un arco de círculo y son la gran atracción de un Parque Natural de bosques subtropicales, flora y fauna protegida. Un gran Patrimonio Natural de la Humanidad con un magnífico aroma a café.

Asia excepcional

Vietnam es el segundo exportador de café del mundo, por detrás de Brasil. El cultivo fue introducido por los franceses en el siglo XIX. Terrazas de arroz, de verde intenso, olor a café y playas de arena blanca. Y, por supuesto, la imagen cinematográfica y real de la guerra que se recuerda en los museos de Hanói y Ho Chi Minh.

Es inevitable rendirse al encanto de navegar entre los miles de islotes de la Bahía de Halong o acercarse a los mercados flotantes del río Mekong. Y si el café es útil contra algunos males, la cura se puede completar con un vino de serpiente, la medicina “curalotodo” vietnamita.

El continente asiático está repleto de islas con ritos antiguos y cafés extraordinarios, conseguidos con fórmulas igual de peculiares.

Java, está situada en el centro geográfico y económico de Indonesia. Es la hermosa isla de las mezquitas, las increíbles playas, los volcanes y las hermosas ruinas históricas. Java exporta el café más caro del mundo, el kopi Luwak. Los granos de café sufren su primer proceso de fermentación en el estómago y el intestino de un animal, la civeta. El organismo del mamífero aprovecha la pulpa pero expulsa la semilla, ahora ya enriquecida, que convenientemente lavada y procesada alcanzará un elevadísimo precio en el mercado del café.

Son lecciones de la madre naturaleza.

África, en el origen

La leyenda, el origen de la planta y el consumo humano, se localizan en las tierras altas de la actual Etiopía, en el Cuerno de África. La tradición cuenta que en la antigua Abisinia, un pastor, Kaldi, observó que sus cabras gozaban de una extraordinaria energía después de consumir las bayas rojas de un pequeño arbusto.

Las tribus que habitaban esas regiones comenzaron a consumir los frutos silvestres, los ingerían enteros o triturados. Así se inició el consumo del café que, posteriormente, se tostaría y se tomaría como infusión.

Las tierras altas etíopes no sólo poseen las mejores variedades de café del planeta sino que son la mayor extensión montañosa de África y ocupan la mayor parte del territorio del país. Sus montañas Simien, y su Parque Nacional, son Patrimonio de la Humanidad. En sus parajes se ocultan historias antiguas y etnias, casi míticas, que añaden aún mayor encanto a las hipnóticas Fuentes del Nilo Azul del lago Tana.

El “Blue Mountain” de Uganda. El fruto de las laderas del Monte Elgon es un café de alta calidad conocido en el país como Bugiso. El Parque Nacional del Monte Elgon, entre Uganda y Kenia, se extiende por las laderas del volcán proporcionando, también, unas magníficas pendientes para practicar escalada o senderismo y tropezar con manadas de elefantes.

Mil metros por encima de Elgon se encuentra uno de los destinos más exclusivos del mundo, las Montañas Rwenzori. Sus cumbres nevadas son el origen del mítico Nilo. La ciudad de Jinja, a orillas del Lago Victoria, es el punto de partida para realizar una visita al embalse de Owen y los manantiales del Nilo.

En el tupido “bosque impenetrable” ugandés de Bwindi vive casi la mitad de la población mundial de gorilas de montaña. Aquellos primates de “Gorilas en la nieblas” que Dian Fossey defendió en los países vecinos de Zaire y Ruanda. Uganda es el lugar perfecto para los amantes de los amaneceres y las puestas de sol. Y, mejor degustando un aromático café.


Cafés Climent participa en las jornadas promocionales del Centro Histórico de Gandía, Stock Fest 2021

Cafés Climent participa en las jornadas promocionales del Centro Histórico de Gandía, Stock Fest 2021

El Centro Histórico Comercial de Gandia se reinventa y nos trae un semana repleta de conexiones en directo presentados por la Personal shopper Ana Pastor, que coordinará los directos desde cada tienda, presentando su origen, trayectoria y liquidación de sus stocks.

Cafés Climent, fiel a su compromiso con la promoción turística y comercial del casco de su centro histórico, participara este sábado 28 a las 13:20 en uno de sus directos, en el que se promocionarán las cápsulas de Cafés Climent, Intenso, Natural y Descafeinado, con una degustación para el público asistente. No faltéis, os esperamos. Os dejamos la tabla de los horarios de los eventos

Horarios y fechas del Stock Fest