El arte de preparar un café: Una obra maestra en una taza

El arte de preparar un café: Una obra maestra en una taza

El dueño de una cafetería de Corea del Sur crea el ‘arte de la crema’ en sus cafés.

Hay quien no se puede poner en marcha por la mañana sin una taza de café. Sin ella, sabemos que tendremos una jornada difícil e improductiva. Sin embargo, el dueño de este café surcoreano conseguirá que se le quiten las ganas de tomarlo al ver la maravilla en que lo convierte, porque resulta impactante.

Lee Kang Bin, surcoreano de 26 años, es dueño de una cafetería que hace los cafés de diseño más increíbles.

Lee Kang Bin afirma que él nunca aprendió a dibujar bien, pero cuando uno observa su interpretación en una taza de café de ‘La noche estrellada’ de Van Gogh, ‘Aladino’ o ‘Bambi’ piensa lo contrario.

El propietario del bar describe su trabajo como ‘el arte de la crema’, una original destreza que ha ido desarrollando durante diez años.

Su perfil de Instagram cuenta con 111.000 seguidores y 1.531 publicaciones. Al parecer Lee se inspira en películas, política y fiestas.

Lee Kang Bin y sus obras en una taza de café se han ganado la popularidad en Corea del Sur así que el maestro cafetero empezó a ofrecer clases sobre cómo conseguir dominar esta bellísima técnica. Incluso publica vídeos tutoriales.

¿Se atrevería a probar una tacita?

Fuente Sputnik Mundo

El café en la salud.

El café en la salud.

El café es consumido en gran medida no sólo por su sabor, sino por los efectos que tiene en los consumidores. El grano de café en sí mismo contiene sustancias químicas que son estimulantes para las personas. Estas sustancias son tóxicas en grandes dosis.

El café como estimulante

La molécula de cafeína.

El café contiene cafeína, un alcaloide que posee, entre otras, propiedades estimulantes. Por esta razón se consume sobre todo por la mañana, o durante las horas de trabajo, y a veces de noche, por aquellos que quieren permanecer despiertos y concentrados.

La dependencia al café (a la cafeína) está muy extendida, y esto da lugar a síntomas observables.

En la preparación de un café, la cafeína aparece al final. Cuando el agua atraviesa la molienda de café se impregna inicialmente de los aromas y a continuación solamente de la cafeína. Esto representa un esquema opuesto al proceso con el . Contrariamente a una idea preconcebida, un expresso largo será más estimulante que un café corto. La cantidad de cafeína depende también del tipo de café. El arábica, más caro que el robusta, contiene más sabor y menos cafeína. Por esta razón se encuentran a menudo mezclas de arábica y robusta.

Para las ocasiones en que uno desea disfrutar del sabor del café sin el efecto estimulante del mismo, existe el café descafeinado (a veces llamado decaf). El café descafeinado pierde algo de sabor respecto al café normal y generalmente tiende a ser más amargo. Existen también alternativas al café que se asemejan al café en gusto pero no contiene cafeína (véase los sucedáneos del café). Estos están disponibles molidos para elaborar la bebida y en forma de instantáneo.

Beneficios

Diversos beneficios del consumo de café según distintos estudios.

Reducción del riesgo de padecer demencia y Alzheimer

También, un famoso tecnólogo rafiológico en Puerto Rico, estudia que 5-6 tazas de café diarias, son beneficiosas para reducir dosis de radiación al cuerpo. Estudio es realizado por el famoso tecnólogo radiológico Josué Falcón, quien trabaja con un grupo de científicos en Puerto Rico. Varios estudios que compararon bebedores de café moderados (unas 2 tazas al día) con consumidores esporádicos de café (menos de una taza al día) concluyeron que aquellos que bebían más café tenían menos probabilidades de desarrollar Alzheimer más tarde.

El café sería neuroprotector y preventivo de la demencia. Las hipótesis que se barajan para tales efectos son: que por su contenido en antioxidantes pudiera frenar el estrés oxidativo de las neuronas; que disminuye el riesgo de sufrir diabetes tipo II, patología que se sabe reduce la limpieza cerebral de la proteína tóxica beta amiloide; al antagonismo de los receptores de adenosina A2A exhibido por la cafeína, pues incrementa la neurotransmisión colinérgica, la cual parece reducir los depósitos cerebrales de la beta amiloide; o que aumentaría los niveles plasmáticos del factor estimulante de la colonia de granulocitos GCFS.

Reducción del riesgo de padecer Parkinson

Un estudio que comparaba consumidores de unas 3,5 tazas de café diario con otras personas que no consumían café tenían mucha menos probabilidad de contraer Parkinson en el futuro. Sin embargo, un segundo estudio encontró una relación directa entre la cantidad de café bebida regularmente y el riesgo de padecer Parkinson.

Reducción del riesgo de padecer gota

Un estudio de la University of British Columbia de Canadá y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston asegura que el café ayuda a reducir el riesgo de padecer gota. El equipo analizó datos de un sondeo de salud y nutrición estadounidense llevado a cabo entre 1988 y 1994. El estudio se basó en la encuesta a unos 50.000 hombres de 40 a 75 años, sin antecedentes de gota.

Los participantes completaron cuestionarios exhaustivos sobre hábitos alimenticios, incluidas las bebidas. Tras 12 años de evaluación, durante los cuales 757 hombres desarrollaron gota, el riesgo fue menor para aquellos que tomaban más café. Cuando los participantes en el estudio tomaban cuatro a cinco tazas de café, había una reducción del 40% de desarrollar la dolencia. Los hombres que consumían café descafeinado también se vieron beneficiados, pero el té pareció no tener efecto. Los investigadores revelaron niveles significativamente menores de ácido úrico en la sangre de quienes tomaban grandes cantidades de café.

Analgésico

El café aumenta la eficacia de los analgésicos, especialmente la de los medicamentos que actúan contra el dolor de cabeza y puede aliviar a algunas personas el asma. Por esta razón algunos fabricantes de aspirina también incluyen una pequeña dosis de cafeína en la pastilla.

Antidiabético

La toma de café puede reducir hasta la mitad el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo II. Aunque inicialmente se citó que esto ocurría con pacientes que consumían altas cantidades (7 tazas al día), se demostró más adelante que la relación es lineal.

Antineoplásico

Algunos de los efectos beneficiosos se pueden restringir a un sexo. Por ejemplo, se ha demostrado que reduce la aparición de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula biliar en hombres.

Broncodilatador

En 1993, el Dr. Scott T. Weiss de la Escuela Médica de Harvard estudió a 20.000 pacientes con asma y encontró que aquellos que regularmente tomaban café sufrían un tercio menos de síntomas que los que se abstuvieron. La cafeína, el estimulante que se encuentra en el café y el té, es químicamente muy similar a la teofilina, un medicamento que se usa para tratar el asma y la bronquitis. En el estudio de Weis, el té no tuvo efecto en los pacientes con asma, posiblemente porque tiene niveles inferiores de cafeína que el café. Una taza de café tiene entre 40 y 180 mg de cafeína, mientras que una taza de té contiene 25 a 110 mg. Si sufres de asma, el consumo diario de café podría ayudarte a aliviar algunos de los síntomas, pero no es un sustituto del medicamento.

Cardioprotector

Un estudio comprobo durante 12 años en Finlandia (país que tiene el récord de consumo de café con una media de nueve tazas al día por adulto) por el Instituto Nacional de Salud Pública de Helsinki sobre 14.600 adultos de 35 a 64 años sin antecedentes de enfermedades cardiovasculares, acaba de ofrecer asombrosas conclusiones que los investigadores no se explican. Parecería que cuanto mayor sea el consumo de café, mayor sería la tendencia de disminución de la diabetes de tipo II.

Además, el café reduce la incidencia de cardiopatías, aunque se desconoce si esto es así sencillamente porque libra a la sangre del exceso de grasa o si es debido a su efecto estimulante. En la reunión anual de la American Chemical Society en Washington, D.C., el 28 de agosto de 2005, el químico Joe Vinson de la Universidad de Scranton presentó su demostración del análisis que mostraba que para los americanos, que en general no consumen grandes cantidades de frutas y verduras frescas, el café representa con mucho la mayor fuente de antioxidantes valiosos en sus dietas.

Un estudio de la Iowa Women’s Health mostró que las mujeres que consumían café sufrían menos episodios de enfermedades cardiovasculares y tenían menos probabilidades de padecer cáncer que la población general. Para las mujeres que bebían 6 ó más tazas el beneficio era aún mayor.

Laxante y diurético

El café es un potente estimulante del peristaltismo y en ocasiones se considera que evita el estreñimiento.​ También es diurético, acción mediada por la cafeína (aunque diversos estudios demuestran que esto tiene más relación con el café que con la cafeína).

Rendimiento cognitivo

Mucha gente bebe café por su capacidad de aumentar la memoria a corto plazo y el cociente intelectual.

Además, en las pruebas de tiempo de reacción sencilla, el tiempo de reacción para escoger, memoria verbal incidental y razonamiento visuoespacial, los participantes que tomaban café regularmente mostraban mejores resultados, con una relación positiva entre las puntuaciones de las pruebas y la cantidad de café bebida regularmente. Los participantes de mayor edad eran los que mostraban mayor efecto vinculado al consumo regular de café.​ Otro estudio encontró que las mujeres de más de 80 años de edad salían mejor en las pruebas cognitivas, y aún más si habían tomado regularmente café durante su vida.

También cambia el metabolismo de la persona, de tal forma que su cuerpo convierte una mayor proporción de lípidos a carbohidratos, lo que puede ayudar a los deportistas a evitar la fatiga muscular.

Algunos de estos efectos en la salud son observables con tan sólo tomar 4 tazas al día (700 ml), pero otros necesitan de 5 ó más tazas al día (0.95 litros o más).

Riesgos y efectos indeseados

Muchos efectos notables del café están relacionados con su contenido en cafeína. Los riesgos del café descafeinado para la salud han sido estudiados, con resultados variables. Una variable es el tipo de proceso de descafeinado empleado; mientras que algunos implican el uso de solventes orgánicos que pueden dejar trazas residuales, otros utilizan vapor. Los rasgos malignos del café, se ven más acentuados en los adolescentes.

Sistema nervioso

El café también puede causar insomnio en algunas personas, mientras que irónicamente ayuda a otras a tener un sueño más profundo. También puede causar ansiedad e irritabilidad, en personas con un consumo excesivo de café, e incluso retraimiento en otras formas. También puede producir jaquecas, temblores, agitación nerviosa y taquicardias.

Sistema digestivo

Algunas personas manifiestan síntomas de intolerancia al café, principalmente en forma de molestias gastrointestinales, como dispepsia, cólicos, diarrea, vómitos, náuseas, úlceras gástricas, alteraciones en la motilidad gastroesofágica y otras manifestaciones neurovegetativas como ansiedad.

El café puede irritar la mucosa gástrica y producir hiperperistaltismo y diarrea en pacientes sensibilizados o con colon sensible.

Colesterol

Un estudio ha demostrado que el cafestol y el kahweol, sustancias que están presente en bebidas de café hervidas y sin filtrar, aumenta considerablemente los niveles de colesterol (hipercolesterolemia),​ especialmente en mujeres. El cafestol es el agente alimenticio elevador del colesterol más potente conocido.​ El café filtrado sólo contiene trazas de cafestol.

El consumo de cinco tazas de café de prensa francés por día (10 a 13 miligramos de cafestol), durante un período de cuatro semanas, elevaría el colesterol plasmático en un 6-8%.

Embarazo y menopausia

También tiene efectos específicos de género, en algunas afectadas con síndrome premenstrual aumenta los síntomas, y puede reducir la fertilidad en mujeres. También puede aumentar el riesgo de osteoporosis en mujeres postmenopáusaicas, y puede haber riesgos para el feto si una mujer embarazada bebe 8 ó más tazas al día (1,4 litros o más).

Un estudio danés de febrero de 2003 con 18.478 mujeres relacionó el alto consumo de café durante el embarazo con un aumento significativo en el riesgo de abortos (pero no aumentó de forma significante el riesgo de muerte infantil en el primer año). «Los resultados parecen indicar un efecto umbral alrededor de cuatro a siete tazas por día» informó el estudio. Aquellas embarazadas que bebían ocho o más tazas al día (1,4 L) tenían un riesgo de 220% mayor que el de aquellas que no tomaban café. Este estudio no se ha vuelto a repetir, pero ha hecho que algunos doctores tomen precauciones ante el consumo excesivo de café durante el embarazo.

El café descafeinado es visto en ocasiones como un riesgo potencial para la salud de las mujeres embarazadas, debido a la alta incidencia de los solventes químicos usados para extraer la cafeína. Sin embargo, estas preocupaciones no tienen casi ninguna base, pues los solventes en cuestión se evaporan a 80-90 °C, y los granos de café están ya descafeinados antes de proceder a su tostado, que tiene lugar a unos 200 °C. Así, estos productos químicos, llamados cloruro tricloroetano y diclorometano, están presentes en cantidades muy bajas, y ninguno de los dos supone una amenaza significativa para los fetos. Las mujeres que aun así estén preocupadas por los solventes químicos del café descafeinado deben optar por los granos que utilizan el proceso del agua suiza, donde no se utiliza ningún producto químico a excepción del agua, aunque permanecen en el café cantidades más altas de cafeína.

Enfermedades coronarias y presión de la sangre

Muchos bebedores de café están familiarizados con la condición nerviosa que ocurre cuando se toma demasiada cafeína. Se sabe, según los conocimientos científicos actuales, que el café actúa positivamente sobre el sistema cardiovascular, pero el mecanismo de acción sigue siendo desconocido; por otra parte, el café posee un efecto hipertensor,​ y se desaconseja su consumo a los pacientes afectados por graves desórdenes cardiovasculares o crónicos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que un reciente estudio sugiere un efecto antihipertensor de los granos de café verdes sobre un modelo animal de hipertensión.

The American Journal of Clinical Nutrition publicó un estudio en 2004​ en el que intentaron descubrir por qué entran en conflicto los efectos beneficiosos y perjudiciales del café. El estudio concluyó que el consumo de café está asociado a aumentos significativos en marcadores bioquímicos de la inflamación. Éste es un efecto perjudicial del café en el sistema cardiovascular, que puede explicar por qué el café se ha demostrado hasta ahora que sólo ayuda al corazón con niveles de cuatro tazas (600 ml) o menos por día.

Un estudio de Harvard​ realizado durante 20 años sobre 128.000 personas y publicado en 2006 concluía que no había pruebas que apoyaran la idea de que el consumo de café aumentaba el riesgo de síndrome coronario agudo. El estudio, en cambio, sí mostró una correlación entre grandes consumos de café y altos grados de exposición a otros factores de riesgos coronarios como fumar, consumo excesivo de alcohol y falta de ejercicio físico. El resultado sólo es aplicable al café filtrado a través de papel de filtro, lo que excluye el café hervido y el expreso, por ejemplo.

Adicción y síndrome de abstinencia

Aunque la adicción a la cafeína no genera riesgos tan graves para la salud como otras drogas clásicas como nicotina, cocaína o heroína, mucha gente se ha convertido en adicta en el sentido de no poder dejar de tomarla o seguir tomándola pese arriesgar su salud física o psíquica, solo para evitar los síntomas del síndrome de abstinencia.

El síndrome de abstinencia​ del café ha sido probado mediante varios rigurosos estudios de doble ciego. De hecho ha sido incluido como diagnóstico oficial en ICD-10 (Organización Mundial de la Salud) y se ha propuesto como diagnóstico a la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Aunque los estudios se han realizado con adultos, también se han dado casos en niños.

Los síntomas típicos del síndrome de abstinencia son:

  • Dolor de cabeza de diferentes grados
  • Fatiga, adormecimiento
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultad para trabajar
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Síntomas de resfriado, como pueden ser: náuseas y vómitos, dolor o rigidez muscular, calor y frío…
  • Deterioro psicomotriz, de la alerta y del rendimiento cognitivo

Se han dado casos de adicción al café con dosis diarias tan bajas de cafeína como 100mg/día (equivalente a una taza o dos latas de refresco cafeinado). También se han dado casos de síndrome de abstinencia al dejar de tomar una consumición diaria y regular de cafeína (por ejemplo un café todas las mañanas). Durante la abstinencia, pequeñas dosis de cafeína (ej: 25mg) pueden suprimir parcialmente los síntomas del síndrome de abstinencia. Por eso, mucha gente que dejó de tomar café, no notó ningún síntoma ya que recibía estas pequeñas fuentes de cafeína por otros medios sin darse cuenta.

Estéticos

Como el , el café también causa amarilleo en los dientes por su contenido en taninos. La mejor forma de evitarlo es cepillarse los dientes inmediatamente después de tomar café.

 

Fuente: Wikipedia.org


Tres ingredientes que no deberías añadir al café

Tres ingredientes que no deberías añadir al café

Intenso, reconfortante, sabroso y… ¿sano? Pues depende de ti y lo flexible que seas con los aditivos

 

A los españoles nos va el café. Si no, qué otra conclusión se puede extraer de los datos ofrecidos por la Federación Española del Café: cada día, alrededor de 22 millones de españoles saborea al menos una taza de la infusión de semilla tostada. Es más, en España el 63% de los ciudadanos ingiere, de media, 3,6 tazas por jornada, según el Informe Café & Té: Hábitos de Consumo de Café en España.

Este hábito, lejos de ser perjudicial, si se encuadra dentro de los límites recomendados (2 o 3 tazas diarias como máximo, según The New England Journal of Medicine), puede resultar beneficioso para la salud. La misma publicación científica vincula la ingesta prudente de café a una reducción del 10% del riesgo de muerte por enfermedades cardíacas, respiratorias, accidentes cerebrovasculares y por diabetes e infecciones. Hay excepciones, por supuesto, como el caso de los hipertensos. En general, aunque las guías clínicas no son contundentes al respecto, se recomienda moderar el consumo de café en las personas con la tensión elevada. Pese a que algunos estudios no han revelado que el consumo de café moderado aumente la tensión a largo plazo, sí parece que altas concentraciones puedan elevarla, así como provocar un incremento momentáneo tras su ingesta. Por eso los doctores aconsejan una disminución de consumo en estos casos.

“La presencia de cafeína y antioxidantes puede mejorar el funcionamiento cognitivo, el sentido de la sensibilidad, así como el proceso de la digestión”, asegura Alícia Aguilar, profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud y directora del Máster de Nutrición y Salud de la UOC, quien añade que “incluso podría ser eficaz contra algunos problemas coronarios, diabetes mellitus, párkinson, Alzheimer o algunos tipos de cáncer”. Los datos todavía no son concluyentes, pues se basan en la observación y apenas se han hecho estudios controlados.

Ahora bien, si hay efectos positivos se atribuyen al consumo de café solo, sin haber sido adulterado por otros alimentos como la leche o el azúcar. No es lo mismo tomarse una taza de café solo, que hacerlo con un chorrito de leche y dos cucharadas de azúcar, y repetir este gesto tres, seis o diez veces al día. En este sentido, Aguilar manifiesta que “lo ideal no tiene que ser necesariamente beberlo solo, pero que sí dependerá del tipo de alimentación que llevemos el resto del día“.

Azúcar: poco puede ser demasiado

Ahora bien, si hay efectos positivos se atribuyen al consumo de café solo, sin haber sido adulterado por otros alimentos como la leche o el azúcar

El criterio a seguir respecto a los añadidos del café ha de ser la moderación. Así que si es de los que intenta tapar el amargor del café con un sobrecito de azúcar, recuerde que al hacerlo “está incrementando el valor energético que por sí solo el café no tiene”, advierte Aguilar, quien sostiene que “al añadir azúcares simples exclusivamente, los beneficios mencionados y asociados al café quedarán supeditados a la cantidad de azúcar que consumamos el resto del día”.

Con esta premisa y para no excedernos de los 25 gramos diarios de azúcar (5% de la energía total necesaria al día) que actualmente recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), la experta aconseja tener presente que “los azúcares simples forman parte de muchos de los alimentos que consumimos habitualmente, especialmente los procesados y, por tanto, es fácil rebasar esta cantidad, aunque solo se tome una cucharada por jornada”. Conclusión: aprenda a saborearlo sin azúcar. “Tanto el moreno, como el refinado o la miel, son nutricionalmente equiparables”, sostiene Aguilar.

Leche entera: más blanquito… y más grasiento

De nuevo, para disfrutar de los beneficios del café, la prudencia manda. En este caso, si tienes la costumbre de manchar el café con un chorrito de leche, será mejor que no pases de ahí. El líquido blanco no acarrea problemas de salud, “mas habría que considerar qué cantidad de lácteos vamos a consumir a lo largo de todo el día y cuántos cafés con leche y cortados nos tomaremos”, añade la experta. El café, fuente beneficiosa de polifenoles que actúan como antioxidantes, adquiere, al añadir la leche entera, otro significado nutricional, pues entran en juego las saturadas, para las que sí existe una recomendación de consumo diaria (el 10% de la energía de la dieta, según la OMS). Los nutricionistas no desaconsejan la leche entera en personas sanas, pero sus versiones desnatada y semidesnatada tienen menos calorías, “y son aptas para personas con obesidad, patologías cardiovasculares o factores de riesgo asociados”, como recuerda el nutricionista Giuseppe Russolillo, presidente de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN),

Aguilar coincide y aconseja la semidesnatada para manchar el café, “salvo para los sujetos con intolerancia a la lactosa, que deberían decantarse por bebidas vegetales“.

Alcohol: pasaporte a la enfermedad

La combinación más “gamberra” del café, el carajillo (mezcla de café con brandi o con otra bebida destilada, como el ron o el orujo), lo tiene difícil para entrar en el club de las bebidas saludables. “Hay que pensar que las bebidas alcohólicas aportan energía (7 kcal/g), pero sin ningún otro nutriente adicional que nos beneficie”, advierte Aguilar. La OMS remata con este puñado de cualidades sobre su consumo: “La ingesta de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos. Está asociado con el riesgo de desarrollar problemas de salud tales como trastornos mentales y comportamentales, incluido el alcoholismo, importantes enfermedades no transmisibles tales como la cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como traumatismos derivados de la violencia y los accidentes de tránsito”. No parece lo más indicado para un plácido desayuno…

Fuente: diario El País  https://elpais.com/elpais/2016/01/20/buenavida/1453302665_081013.html


Los posos de café: un sorprendente aliado contra enfermedades

Los posos de café: un sorprendente aliado contra enfermedades

  • El CSIC y el CIAL proponen el empleo en la alimentación de los posos del café en un reciente estudio.
  • Se trata de una fuente natural sostenible de fibra dietética antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades crónicas no trasmisibles.
Científicos del Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación (CIAL), instituto mixto perteneciente a la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), proponen el empleo en la alimentación de los posos del café como fuente natural sostenible de fibra dietética antioxidante, que ayuda a prevenir enfermedades crónicas no trasmisibles. Un estudio, que acaba de ser publicado en Food Chemistry, confirma que el consumo de este tipo de fibra lleva asociado beneficios para la salud tales como la prevención de enfermedades gastrointestinales cuya patogénesis se asocia a estrés oxidativo; además, recomiendan un elevado consumo de fibra dietética para lograr un mejor control del metabolismo energético. Por ello, desde el CIAL se trabaja en el desarrollo de una formulación alimentaria a partir de los posos del café. Concretamente, este grupo de investigación liderado por la doctora Mª Dolores del Castillo, propone su utilización en la elaboración de productos de panadería, bollería y confitería, como son las galletas, el pan y los cereales de desayuno, entre otros. En el artículo, el equipo científico describe el proceso seguido para la obtención del ingrediente citado. Como materia prima, emplearon posos de café derivados de la obtención a nivel industrial de café instantáneo, y estudiaron las propiedades fisicoquímicas, estabilidad térmica, resistencia al proceso de digestión gastrointestinal y seguridad alimentaria de la fibra de café.

Los resultados que obtuvieron indican que los residuos generados durante el proceso de elaboración del café instantáneo son una fuente natural sostenible de fibra dietética insoluble antioxidante y también de otros componentes de interés nutricional, tales como aminoácidos esenciales o carbohidratos con bajo índice glicémico. Por ello, este grupo de investigación ha utilizado los posos del café como ingrediente alimentario en galletas para consumo humano. “Las formulaciones de galletas estudiadas, que incluyen además otros ingredientes funcionales tales como edulcorantes hipocalóricos y fructooligosacáridos, responden a las demandas de calidad nutricional y sensorial de los consumidores actuales y presentan potencial para reducir el riesgo de enfermedades no trasmisibles tales como la obesidad y la diabetes”, explica la doctora. Por el momento, los estudios ‘in vitro’ indican que estas galletas presentan menor poder calórico e igual capacidad saciante que las galletas elaboradas siguiendo una receta tradicional con azúcar añadido. “La fibra antioxidante del café estimula la secreción de hormonas saciantes”, añade la investigadora. En la actualidad, trabajan para obtener nuevos datos que permitan completar el aval de este subproducto de la industria del café como ingrediente alimentario para el consumo humano. Las investigaciones en curso incluyen estudios toxicológicos y de profundización en la caracterización química, biológica y tecnológica del ingrediente, y se enmarcan en un proyecto en el que participan investigadores de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de la Universidad Autónoma (UAM), la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Granada (UGR). “Los estudios realizados hasta la fecha y los que se están llevando a cabo en la actualidad facilitarán la transferencia del resultado de la academia a la industria dado que responden a las normativas vigentes para la comercialización de nuevos ingredientes y alimentos en la Unión Europea. Por otra parte, representan un paso importante hacia la sostenibilidad del sector del café y un aporte a la Bioeconomía”, concluye.

Fuente: 20minutos.es: http://www.20minutos.es/noticia/2932550/0/posos-cafe-sorprendente-aliado-enfermedades/#xtor=AD-15&xts=467263

 


Cafés Climent en los Grandes Almacenes

Cafés Climent en los Grandes Almacenes

Pregunta en la sección de cafés por nuestras nuevas Cápsulas compatibles de Café Climent.  Las podrás obtener en nuestros ya clásicos aromas Natural,  Descafeinado e Intenso.    Y como siempre en tu supermercado o gran superficie habitual.Nuevas cápsulas compatibles ClimentY ni que hablar de nuestros Cafés molidos Climent, tanto el de Tueste Natural, como el Descafeinado ó el molido Expreso. Todos ellos 100% Natural, sin aditivos. También podrás encontrar nuestro Mezcla con un 80% de Natural y 20% de Torrefacto. Nuestros cafés de siempre que no deben faltar nunca en tu carro de la compra.

 

 


Café con leche servido en aguacates, la última moda entre los hipsters en Australia

Café con leche servido en aguacates, la última moda entre los hipsters en Australia

La idea de mezclar aguacate y café con leche surgió en las redes. Sin embargo, una cafetería australiana ha decidido comercializar el producto. Lo han bautizado como avolatte y está generando revuelo en las redes.

 

Si dos alimentos están ricos por separado, más deliciosos estarán juntos… o no. División de opiniones está generando el último invento que se ha popularizado en Australia, el avolatte, café con leche servido en cácascaras de aguacate. El origen de esta curiosa “receta” no está en las antípodas. El primero que reveló la mezcla fue un hombre que tuiteó una imagen de su café servido en aguacate en una cafetería de Turquía. Después, otros internautas comenzaron a compartir imágenes de sus propios avolattes. Pero ha sido el local Truman Café de Melbourne, en Australia, el que ha oficializado la comercialización de esta idea como avolatte. El resultado es muy vistoso y no ha tardado en convertirse en una de las estrellas de las redes sociales: fotos en Facebook, en Snapchat y, por supuesto en Instagram. En cuanto al sabor o la idea en sí misma, no hay tanta unanimidad. De hecho, en Twitter muchos usuarios han manifestado con humor su desagrado por la idea.