Postres de café · Mousse de café con ron

Postres de café · Mousse de café con ron

La mousse de café con ron es una combinación de sabores que destaca. Una buena dosis de dulzor mezclado con la intensidad de esta bebida y con algunos frutos secos. Este clásico nunca falla y se convertirá en una buena forma de celebrar este día mundial, si te gustan los postres tradicionales esta mousse te apasionará.

Ingredientes:

  • Café soluble Climent
  • 250 gr de requesón
  • 100 gr de azúcar
  • 100 ml de nata montada
  • Leche
  • Ron
  • Almendras
  • Avellanas
  • Cacao en polvo

Elaboración

  1. Ponemos el requesón en el vaso de la batidora. Le añadimos el azúcar y tres cucharadas de ron.
  2. Batimos esta mezcla hasta que nos quede un tipo crema impresionante.
  3. Ponemos la leche a calentar y le añadiremos el café soluble.
  4. Cuando esté el café bien integrado le añadimos la nata. En esta base vamos a ir poniendo poco a poco el queso batido con el azúcar y el ron.


SISTEMA DIGESTIVO

SISTEMA DIGESTIVO

Estos son los últimos beneficios que se le atribuyen al café

Un nuevo informe del Instituto de Información Científica sobre el Café, titulado ‘El café y su efecto sobre la digestión’, revisa las últimas investigaciones sobre su impacto sobre la misma y patologías como la pancreatitis

Por Patricia Matey 31/05/2020 – 05:00 Actualizado: 31/05/2020 – 12:45

Se está convirtiendo en la panacea de la salud y goza de una ventaja añadida: el mundo entero está rendido a sus pies. Hablamos del café. Su consumo aumenta cada día. Tanto es así que ha crecido un 95% en los últimos 35 años, llegando a 10.000 millones de kilos de café anualmente. De media se consume al año por persona 1,3 kilos.

La literatura científica ha recogido innumerables beneficios para la salud de la bebida en el desayuno preferida por los españoles. De hecho, recientemente Alimente contaba que también contribuye a la pérdida de peso. A este beneficio se suma que un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU defiende que su consumo reduce el riesgo de mortalidad para todos los tipos de cáncer, así como por infarto o enfermedades respiratorias.

“El efecto del café en la digestión es un área de investigación en evolución. Los datos indican beneficios contra las quejas digestivas comunes”

A él se suman los hallazgos de científicos de la Universidad de Harvard publicados en ‘Circulation’ tras seguir a 210.000 personas a lo largo de cerca de cuatro décadas. Al parecer, los bebedores de café tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, así como menos probabilidades de cometer suicidio. Se sabe también que está relacionado con menos posibilidades de desarrollar diabetes, la enfermedad de Parkinson o problemas del hígado, incluyendo cirrosis.

Salud digestiva

Ahora un nuevo informe del Instituto de Información Científica sobre el Café (CIIU, de sus siglas en inglés), titulado ‘El café y su efecto sobre la digestión‘, revisa las últimas investigaciones sobre su impacto sobre la digestión e indica un posible efecto protector contra los cálculos biliares y la enfermedad de los cálculos biliares, así como en la pancreatitis.

El documento también destaca otros efectos beneficiosos que su ingesta puede tener en el proceso de digestión, incluido el apoyo a la microflora intestinal, y la promoción de la motilidad intestinal.

El informe fue escrito por el profesor Carlo La Vecchia, del Departamento de Ciencias Clínicas y Salud Comunitaria de la Universidad de Milán, Italia, quien comentó: “El efecto del café en la digestión es un área de investigación en evolución. Los datos indican beneficios contra las quejas digestivas comunes, como el estreñimiento, así como una posible reducción en el riesgo de afecciones más graves, como enfermedades hepáticas crónicas, de la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, de sus siglas en inglés), cálculos biliares y pancreatitis relacionada”.

Cálculos biliares

La enfermedad de cálculos biliares es un trastorno digestivo común, causado por la acumulación de cálculos biliares en la vesícula biliar o el conducto biliar, que afecta aproximadamente al 10-15% de la población adulta. Si bien aún no se conoce el mecanismo por el cual el café puede proteger contra esta enfermedad, se ha observado que el riesgo de la afección disminuye con el aumento del consumo diario de café. Se cree que la cafeína desempeña un papel en estas asociaciones, ya que no se observa el mismo efecto con el café descafeinado.

En declaraciones a Alimente Domingo Carrera, médico especialista en Nutrición del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED), explica: “Los cálculos biliares (litiasis biliar) son formaciones duras en forma de guijarro que están compuestas de colesterol (casi el 90%), calcio y sales biliares. No se conoce con exactitud por qué aparecen en unas personas sí y en otras no, pero se vinculan a factores genéticos presentes en algunas de ellas que favorecen su aparición. Lo mismo sucede con la obesidad, el alto consumo de grasas saturadas y colesterol. Se puede decir, además, que afectan más al género femenino”.

Insiste en que “una alimentación muy alta en carne de vaca y cordero, excesivo consumo de bebidas carbonatadas, poco consumo de vegetales y fruta (fibra), mucho consumo de lácteos enteros (leche, yogur, quesos curados, mantequilla, nata), mucha ingesta de casquería, comida rápida, alimentos fritos o empanados y rebozados, o el excesivo consumo de algunos mariscos (ostras y almejas) y de postres con grasa (tartas, pasteles, helados, bollería industrial) favorecen la aparición de cálculos en la vesícula”.

Por el contrario, “es beneficiosa la dieta basada en carnes blancas (pollo, pavo, conejo), pescados, verduras y frutas, semillas, legumbres, lácteos desnatados, beber mucha agua, moderar mucho el consumo de postres, harinas integrales (pasta, pan, arroz). También ayuda disminuir la ingesta de alcohol y comer los alimentos cocinados a la plancha, al horno o en guisos sin mucho aceite. Utilizar siempre el de oliva extra virgen, de soja o girasol. Además, es adecuado no comer siempre las verduras en crudo (ensaladas), sino alternar con las cocinadas al vapor, plancha u horno. Y es fundamental caminar o hacer ejercicio moderado cardiovascular continuo o periódico”, agrega el experto.

Acidez

Una pregunta común entre los consumidores y el área de enfoque para la investigación es si el café está asociado con la acidez estomacal o la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE, de sus siglas en inglés). La acidez estomacal es una forma leve de reflujo ácido que puede afectar a la mayoría de las personas en ocasiones, mientras que la ERGE es una enfermedad crónica y grave por reflujo ácido que afecta a uno de cada cinco adultos, y se caracteriza por acidez estomacal frecuente, regurgitación de alimentos o líquidos y dificultad para tragar. Si bien un pequeño número de estudios ha sugerido una asociación entre el consumo de café y reflujo gastroesofágico, la mayoría de los revisados ​​sugieren que el café no es un desencadenante importante de estas afecciones.

“El café tiene, efectos beneficiosos, principalmente por su efecto hepatoprotector y sobre la via biliar. Ya había estudios que habían demostrado la menor incidencia de cálculos biliares y de hepatopatía no alcohólica y cirrosis en las personas consumidoras de café habitualmente. Se cree que interviene la cafeína al estimular la colecistoquinina, hormona encargado de vaciar la vesícula biliar, haciendo que la bilis fluya y no se acumule, de tal manera que no forme los cristales de depósito que dan origen al barro biliar y los cálculos. Pero también se cree que los polifenoles del café y el ácido clorogénico del mismo podrían tener un efecto antioxidante y, por tanto, protector del hepatocito y de su degeneración y posterior transformación en fibrosis en el proceso de la enfermedad hepática no alcohólica y la cirrosis. También se sabe que la cafeína estimula el vaciado gástrico y motilidad intestinal, lo cual puede influir positivamente en la disminución del reflujo gástrico, la dispepsia y el estreñimiento, al actuar como un procinético”, recuerda el doctor Carrera.

Bacterias intestinales

El informe también revisó un área creciente de investigación en salud y nutrición. A saber: el efecto del café en la microflora intestinal (poblaciones de microorganismos). Estudios recientes sugieren que las poblaciones de la bacteria intestinal beneficiosa Bifidobacterium spp. aumentan después de tomar café.

Se cree que la fibra dietética y los polifenoles que se encuentran en el café apoyan el crecimiento saludable de las poblaciones de microflora. Así un estudio publicado en el ‘British Journal of Nutrition’ documenta que “el café es una fuente relativamente rica de ácidos clorogénicos (CGA), que, como otros polifenoles, se han postulado para ejercer efectos preventivos contra las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2. Como una proporción considerable de CGA ingerida llega al intestino grueso, la puede ser capaz de ejercer efectos beneficiosos en él”.

Para el especialista, “el efecto positivo sobre la microbiota puede deberse a la fibra con efecto prebiótico que tiene el café, además de los polifenoles, que hacen que se desarrolle la microbiota y genere ácidos grasos de cadena corta que tienen efecto protector y antiinflamatorio de la mucosa del intestino”.

Motilidad intestinal

Se cree que el consumo de café estimula la digestión al provocar la liberación de ácido gástrico, bilis y secreciones pancreáticas. La bebida ya es uno de los componentes más ampliamente investigados de la dieta, y su efecto sobre la digestión sigue siendo un área de investigación en crecimiento. Si bien este informe destaca algunos de los hallazgos más interesantes que han surgido en los últimos años, también proporciona información sobre áreas en las que la investigación adicional sería beneficiosa, para comprender mejor los mecanismos detrás de algunos de los efectos favorables observados.

Otros beneficios

Además de los efectos beneficiosos en el aparato digestivo , “al café se le atribuyen efectos estimulantes del sistema nervioso central mediados por la cafeína que estimula la liberación de catecolaminas como adrenalina y noradrenalina que hacen que aumente la concentración, los reflejos, la atención y la agilidad mental. A pesar de que la adrenalina produce una ligera elevaciónde la presión arterial, ésta es transitoria, con lo cual no se considera al café como un hipertensor importante. Debido a la gran cantidad de antioxidantes, tiene efecto anticancerígeno y antiinflamatorio además de su ya conocido efecto vasoconstrictor en la circulación sanguínea cerebral, lo que produce un efecto analgésico en los casos de cefalea y migraña. Todo esto está mediado por la cafeína. Se están haciendo estudios en neurociencia para observar su efecto neuroprotector en las enfermedades degenerativas del sistema nervioso central cómo ictus, Parkinson y enfermedad de Alzheimer”, reconoce el doctor del cmed.

Contraindicaciones

Se considera que una persona sana, “que no padezca ninguna afectación cardíaca ni gástrica (arrítmias, hipertensión no controlada, úlcera gástrica, gastritis , etc…), ni problemas de insomnio pertinaz podría consumir con seguridad hasta 450-500 mgrs de cafeína, lo que equivale a 4 ó 5 tazas como máximo al dia. La recomendación estándar es tomar 2 ó 3 tazas al dia pera esta cantidad se debe reducir en personas enfermas del corazón, del estómago y algunas otras patologías, en que se debe reducir a una taza al dia o ninguna”, recuerda.


Pastel frío de café con Dulce de leche

Pastel frío de café con Dulce de leche

¿Qué mejor combinación que Café con Dulce de Leche? Consiente a tu familia con esta receta de Pastel Frío de Café y Dulce de Leche que podrás servir frío y todos tus invitados quedarán felices al probar este postre fácil.

Conoce más sobre Mónica Mateos

INGREDIENTES PARA 6 PORCIONES    

  • 1/2 tazas de leche evaporada, (lata de 360 ml) para la crema de café
  • 1 taza de leche condensada light, (397 ml) para la crema de café
  • 1 taza de dulce de leche, para la crema de café
  • 2 cucharadas de café soluble, para la crema de café
  • 2 sobres de grenetina sin sabor
  • 1 suficiente de galleta María
  • 1 taza de crema para batir, caliente, para la ganache de chocolate
  • 1 taza de chocolate, amargo picado, para la ganache de chocolate
  • 1/4 tazas de nuez, picada para la decoración

PREPARACIÓN

Licúa todos los ingredientes de la crema de café. Hidrata la grenetina y calienta por unos segundos en el microondas, añádela a la mezcla de la crema de café y licúa. Reserva.Coloca una base de galletas en un molde rectangular. Y extiende un poco de la mezcla de café.Repite hasta cubrir todo el molde, terminando con mezcla de café. Refrigera. Para la ganache, calienta le crema hasta que suelte el hervor. Vierte sobre el chocolate y mezcla bien. Enfría. Desmolda el pastel y baña con la ganache de chocolate y la nuez. Sirve.

PRESENTACIÓN

Sirve en un platito y decora con la ganache.

TIPS

Agrega frutos secos tostados entre las capas


El Choco Flan de Café es perfecto para tí

El Choco Flan de Café es perfecto para tí

¿Eres un amante del café? Entonces este Choco Flan de Café es perfecto para tí. No te preocupes por dónde comprar café, ya que para ésta receta necesitarás café soluble y con él obtendrás todo el sabor de café que necesitas.

Este delicioso Choco Flan de Café tiene una rica textura cremosa y muy húmeda. Lo mejor es que aunque se vea complicado, es un postre fácil de cocinar y no es muy dulce gracias al sabor del café.

Conoce más sobre Brenda Villagomez

Ingredientes para 8 Porciones

  • Suficiente de barquillo de galleta, para decorar
  • 1 taza de azúcar refinada, para caramelo
  • 4 huevos, para flan
  • 2 yemas de huevo, para flan
  • 25 mililitros de leche de vaca, para flan
  • 190 mililitros de leche evaporada, para flan
  • 195 gramos de leche condensada, para flan1
  • cucharada de esencia de vainilla, para flan
  • 1/3 tazas de café soluble, para flan
  • 2 huevos, para pastel
  • 8 cucharadas de azúcar, para pastel
  • 1 cucharada de miel, para pastel
  • 4 cucharadas de aceite vegetal, para pastel
  • 1/2 tazas de harina, para pastel
  • 2 cucharadas de cocoa, para pastel
  • 1/4 cucharaditas de polvo para hornear, para pastel
  • 2 tazas de queso crema, para betún
  • 3 cucharadas de crema para batir, para betún
  • 1/2 tazas de azúcar glass, para betún
  • 1 taza de chispa de chocolate, para decorar

Preparación


Precalienta el horno a 160° C.Para el caramelo, en una ollita a fuego bajo cocina el azúcar hasta formar un caramelo color ámbar. Vierte en un molde para flan y deja secar.Para el flan, en un bowl bate los huevos con las yemas, las leches, la vainilla y el café hasta incorporar.En otro bowl bate el huevo con el azúcar y la miel, agrega lentamente el aceite en forma de hilo, agrega la esencia de vainilla, con una coladera cierne la harina, la cocoa y el polvo para hornear. Sobre el caramelo vierte la mezcla del pastel y arriba coloca la mezcla de flan cuidadosamente. Cubre con papel aluminio y hornea a baño maría durante 1 hora 40 minutos. Enfría, desmolda y refrigera una hora.Para el betún, bate el queso crema con el azúcar glass y la crema para batir, hasta formar un betún suave y esponjoso. Decora el pastel con el betún y coloca las nueces, las chispas y las galletas de barquillo.

PRESENTACIÓN


Decora con el betún de queso crema y galletas de barquillo, nueces y chispas de chocolate.


TIPS


Puedes hacer doble receta para que quede más alto. Desmolda el flan cuando este tibio así el caramelo va ayudar a que se despegue fácilmente.


Pastel frío de café sin horno

Pastel frío de café sin horno

Este pastel de café es el postre que estabas buscando, porque esta receta se prepara sin horno. Es muy sencillo de hacer y el resultado es un pastel frío delicioso y cremoso, con galletas de canela que complementan su sabor a la perfección y le dan una textura diferente. Te recomendamos batir la crema de café fría, para que la consistencia sea más firme.

Receta de:  Brenda Villagomez

Ingredientes

  • 1 1/2 tazas de crema para batir, para la crema de café
  • 3 cucharadas de café soluble, para la crema de café
  • 1 taza de azúcar glass, para la crema de café
  • 2 paquetes de queso crema
  • 1 paquete de galleta de canela
  • 2 tazas de nuez, finamente picadas

Preparación

En una ollita a fuego medio, calienta la crema, agrega el café soluble, el azúcar glass y mezcla hasta incorporar. Deja enfriar y reserva.En un bowl, bate el queso crema con la crema de café hasta que duplique su volumen y tenga una consistencia firme. Reserva.En un refractario, coloca una base de galletas, agrega la crema y con ayuda de una espátula, extiéndela sobre las galletas, agrega nueces y repite el proceso hasta llenar el refractario. Refrigera por 2 horas antes de cortar.Corta una rebanada y sirve con un vaso de leche fría.

PRESENTACIÓN
Sobre un refractario, acompañado de un vaso de leche fría.
TIPS
Para tener una consistencia súper firme, bate la crema de café fría.


CUATRO PASTELES DE CAFÉ

CUATRO PASTELES DE CAFÉ

Los amantes del café serán los más felices con estas recetas de postres con café. En especial, juntamos para ti cuatro recetas de pasteles de café, para que puedas prepararlos y aproveches el profundo sabor de esta popular bebida también en repostería. La variedad de pasteles que puedes preparar va desde un pastel tres leches, un pastel sin horno, un choco flan y un pastel frío de café y dulce de leche. ¿Cuál vas a preparar primero? Hoy te presentamos el primero de ellos

PASTEL DE TRES LECHES CON LICOR DE CAFÉ

Hacer un pastel casero de café es una gran forma de consentirte. Con un suave bizcocho hecho con harina de hot cakes, este pastel de tres leches es perfecto para festejar un cumpleaños o cualquier otra ocasión especial. Este postre popular no es complicado de hacer y como tip, te recomendamos no abrir el horno mientras lo cocinas.
  • 1 Taza de aceite vegetal, para el bizcocho
  • 1 taza de azúcar, para el bizcocho
  • 5 huevos, para el bizcocho
  • 2 1/2 tazas de harina para hotcakes, para el bizcocho
  • 1 taza de leche de vaca, para el bizcocho
  • 1 cucharadita de polvo para hornear, para el bizcocho
  • 1 taza de leche condensada, para las tres leches
  • 1 taza de leche evaporada, para las tres leches
  • 1 1/2 tazas de leche entera, para las tres leches
  • 1 raja de canela, para las tres leches
  • 1 cucharada de café soluble, para las tres leches
  • 3 cucharadas de licor de café, para las tres leches
  • suficiente de crema batida, para decorar suficiente de chocolate amargo, rallado, para decorar

Preparación

Precalienta el horno a 170 °C.En una batidora , mezcla el aceite, el azúcar, los huevos, la harina para hot cakes, la leche y el polvo para hornear.Vierte la mezcla en un molde rectangular, previamente enharinado y engrasado. Hornea por 30 minutos.Para las tres leches: en una ollita calienta la leche condensada, la leche evaporada, la leche entera, la canela y el café soluble. Mézclalos hasta integrar por completo, luego retira del fuego y añade el licor de café. Deja enfriar y reserva.Con ayuda de un tenedor, pica el bizcocho y vierte poco a poco la leche para que la absorba. Refrigera por 30 minutos.Unta la crema batida sobre el bizcocho, decora con chocolate amargo, corta una rebanada y disfruta.

PRESENTACIÓN

Sirve en un platón y acompaña con café.

TIPS

Te sugerimos no abrir la puerta de tu horno mientras el pastel se está horneando para evitar que se baje.

Conoce más sobre Brenda Villagomez