Biscotti de café con nueces

Biscotti de café con nueces

Me encantan los biscotti, me parecen un dulce ideal para picar cuando te apetece algo dulce pero no demasiado pesado y además, se pueden variar cambiando los frutos secos o los aromas. Esta versión de biscotti de café con nueces es realmente atractiva incluso si no sois muy cafeteros, pues su sabor es muy suave.

Como indica su nombre, los biscotti se hornean dos veces, la primera en forma de pan y la segunda, una vez cortados en rebanadas, para terminar de secarlos. Así quedan crujientes pero no duros y se conservan perfectamente durante bastantes días en un recipiente hermético.

Ingredientes

Para 20 unidades

  • Harina de trigo 210 g
  • Levadura química 1/2 cucharadita
  • Azúcar 145 g
  • Mantequilla 60 g
  • Huevo 2
  • Esencia de vainilla 1/2 cucharadita
  • Café soluble Climent 1/2 cucharadita
  • Nueces 135 g

Cómo hacer biscotti de café con nueces

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 55 m

Precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos en un bol la harina, la levadura y el azúcar, mezclamos. Añadimos la mantequilla cortada en trozos y frotamos con la punta de los dedos hasta que tengamos una especie de migas. Añadimos el café, los huevos ligeramente batidos y el extracto de vainilla, mezclamos hasta obtener una masa lisa.

Mezclamos las nueces, dividimos la masa en dos partes y las ponemos sobre una placa con un papel de horno dándoles forma como de pan, no hace falta que quede muy regular. Horneamos durante unos 35 minutos hasta que empiecen a dorarse. Sacamos del horno y dejamos enfriar un poco.

Bajamos la temperatura del horno a 170ºC. Con un cuchillo cortamos cada pieza en rebanadas de más o menos un dedo de grosor. Las ponemos sobre la placa y horneamos durante otros 20 minutos, hasta que los biscotti estén dorados y secos. Si es necesario les damos la vuelta para que se doren por los dos lados.

Fuente: Directo al paladar