Parece un utensilio de laboratorio, pero no, es una cafetera.

Parece un utensilio de laboratorio, pero no, es una cafetera.

Parece material de laboratorio, pero la Mocca Siphon Coffee Maker es en realidad una cafetera de vacío que, por su diseño, permite observar todo el proceso de elaboración. Fue la primera de Bodum, presentada por su fundador, Peter Bodum, en 1956. Ahora la empresa danesa especializada en cafeteras crea esta nueva versión de 129 euros. Gracias al quemador de gas con el que se calienta, se reduce el consumo de energía y permite que no haya enchufes ni cables por el medio. El pequeño tanque de gas se rellena como un mechero y se enciende. El agua de la esfera inferior de vidrio de borosilicato (resistente al calor) se calienta hasta alcanzar la ebullición. En ese instante, el líquido sube por el tubo de cristal interior hasta el recipiente superior, donde se encuentra la materia prima fundamental. En apenas unos segundos, los dos ingredientes se mezclan y descienden de nuevo convertidos en un único elemento: café listo para servir.

Fuente: diario El País