La hora exacta a la que debes dejar de tomar café (para dormir bien)

La hora exacta a la que debes dejar de tomar café (para dormir bien)

  • La vida media de la cafeina en nuestro organismo es de casi 6 horas

Hay quienes lo aman y quienes lo odian, quienes no pueden vivir sin él y quienes aseguran que tomar una sola taza de café al día no les sienta nada bien. Demonizado durante años, la mala prensa siempre ha acompañado a esta bebida obtenida a partir de los granos tostados y molidos de los frutos de la planta del cafeto. Pero las nuevas evidencias científicas parecen estar acabando con ella.

Según la Fundación Española del Corazón, el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos ha publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine un estudio que asegura que el consumo de café no sólo no resulta perjudicial para la salud de nuestro corazón sino que puede protegernos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias e infecciosas.

 

“La cafeína aumenta ligeramente la frecuencia cardiaca y, en ocasiones, puede elevar la presión arterial de modo poco significativo. Pero aún así, no existe motivo alguno para que un hipertenso bien controlado no pueda tomar café. Cualquier sujeto que sea hipertenso o padezca alguna enfermedad cardiaca puede tomar, en principio, 3 o 4 tazas de café al día, puesto que no se ha podido evidenciar nunca su carácter nocivo en relación a la patología cardiovascular”, asegura el doctor Enrique Galve, presidente de la sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

La razón del beneficio cardiovascular de esta bebida podría deberse “a los antioxidantes que no sólo encontramos en el café sino que también están presentes en muchos otros alimentos, como las verduras o productos frescos como la fruta y también el chocolate”, apunta Galve.

El tope son 3 o 4 tazas de café al día, según la Fundación Española del Corazón

Pero el estudio realizado por el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos no es el único que ha derribado la creencia acerca de que el consumo del café es perjudicial para la salud. Beber tres cafés o más al día reduce la mortalidad prematura un 18% en hombres y un 8% en mujeres, asegura el mayor estudio publicado hasta la fecha: un trabajo encabezado por científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que analizó los habitos “cafeteros” de medio millón de personas a lo largo de 16 años.

 

 

Tras años de investigación “la comunidad científica parece haber alcanzado un acuerdo”, explica Guadalupe Blay, coordinadora del Grupo de Nutrición y Metabolismo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). La experta continúa afirmando que “es bueno tomar entre dos y tres tazas de café al día, es decir, entre 200 y 300 miligramos, no más. A partir de ahí se nota el efecto de un exceso de cafeína en tu sistema cardiovascular y nervioso”.

Y es que, aunque pueda ser beneficioso para nuestro cuerpo, “la cafeína puede retrasar el sueño hasta 40 minutos más de lo normal ya que es psicoactiva, y más cuando se consume de noche”, añade Blay. Entonces, ¿a qué hora deberíamos dejar de beber café para que no interfiera en nuestro sueño?

Para poder hacer el cálculo, lo primero que hay que tener en cuenta es que la vida media de la cafeina en nuestro organismo es de casi 6 horas. Así mismo, como sucede con el alcohol, también hay que señalar que la sensibilidad y la tolerancia a la cafeína depende de cada persona: hay quienes con un solo café ya tienen problemas para conciliar el sueño y quienes con 3 son capaces de dormir perfectamente. Para hacer las cuentas también es necesario pensar en la hora en la que solemos irnos a la cama.

 

 

 

La cafeína puede retrasar el sueño hasta 40 minutos más de lo normal ya que es psicoactiva, y más cuando se consume de noche”

Según Blay, “lo recomendable es beber café a partir de las 10 de la mañana y hasta las 12 del mediodía; y de las 14 de la tarde a las 17. Hay que evitar el café después de las 5 de la tarde si se quiere ir a la cama a las 11 de la noche. Si se consume después de ese periodo, el café puede disminuir al menos una hora de sueño a quien lo consume”.